Fomento se compromete a acabar la A-38 en tres años

El ministerio acelerará las obras para eliminar el punto negro del viaducto de acceso norte a Cullera.

CULLERA. 09-09-15. El Ministerio de Fomento se ha comprometido hoy con el alcalde de Cullera, Jordi Mayor, a acabar en 2018 las obras del tramo Cullera-Favara de la A-38. El anuncio lo ha hecho el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, en el encuentro que ha mantenido esta mañana en Madrid con el primer edil cullerense para analizar la situación de este punto negro mortífero de la red viaria del Estado. En la reunión también han estado presentes el concejal de Urbanismo, Juan Vicente Armengot y el TAG de Urbanismo, Alfredo Nicola.

image
"Reunión en Madrid - Salva Vives"

Mayor ha exigido al Gobierno de España más presupuesto para acabar cuanto antes la infraestructura. El primer edil ha trasladado de primera mano la enorme preocupación de Cullera por la situación actual de la carretera y ha presentado diversos informes para apoyar la necesidad de que su finalización se convierta en una prioridad.

Niño ha señalado que la intención del Ejecutivo es que, pese a la actual dotación presupuestaria prevista para 2016, los trabajos no se paralicen. En ese sentido, ha avanzado la posibilidad de que durante el próximo ejercicio se destinen más recursos económicos de los previstos (8,5 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado). «Sería una mala praxis hacer lo contrario», ha indicado.

Punto negro del viaducto

Al respecto, el responsable ministerial ha explicado que los esfuerzos se van a centrar inicialmente en acabar el acceso norte a Cullera —ramal de enlace de la A-38 con la N-332—, que en sí mismo es un punto negro que ya se ha cobrado la vida de varias personas. Si no surgen imprevistos técnicos, este acceso podrá estar terminado antes de 2018. Este mismo mes está previsto que empiecen a colocarse nuevas vigas en el viaducto.

Por otra parte, el alcalde ha exigido que se tomen medidas de seguridad adicionales en el viaducto. Niño ha admitido que éstas son mejorables —aunque el Gobierno lo negó en el pasado— y ha aceptado la instalación de bandas rugosas, entre otras soluciones, que sirvan para alertar a los conductores del final del tramo de autovía.

Peaje camiones

Sobre la liberalización del peaje entre Xeraco y Silla planteada por el consistorio, el secretario general de Infraestructuras ha expresado que tendría un coste demasiado elevado. No obstante, en estos momentos el ministerio está llevando a cabo una prueba piloto para desviar el tráfico pesado de las nacionales a las autopistas mediante la bonificación del 50 % del peaje y estudia aplicar esta medida en el caso de Cullera.

Siniestralidad

El Ayuntamiento de Cullera ha aportado hoy nuevos datos sobre la siniestralidad. Un documento elaborado por la Policía local de Cullera detalla las intervenciones realizadas por este Cuerpo de Seguridad relacionadas con accidentes en este tramo desde el año 2009. Concretamente, se notifican hasta 25 intervenciones en siniestros con heridos y/o fallecidos en el mencionado punto negro. Aún así, se hace constar que las incidencias han sido mayores puesto que no todas ellas son siempre comunicadas a la Policía local al tratarse de una vía interurbana.

La casuística descrita representa toda una literatura del horror en la que se refleja el auténtico drama que supone el punto negro con heridos, fallecidos, menores implicados y situaciones absolutamente escalofriantes que dejan bien clara la necesidad de acabar con este tramo.

Al finalizar la reunión, Jordi Mayor ha valorado de forma positiva la predisposición de Fomento y el compromiso a tener finalizada la obra en 2018. «Estaremos vigilantes porque son muchas las promesas realizadas y hasta la fecha lo que tenemos es una carretera inacabada y un reguero de accidentes, muertos y heridos», ha advertido.

El alcalde ha resaltado que ésta es la primera vez que una delegación del consistorio cullerense visita el Ministerio de Fomento para demandar la finalización de las obras, ya que nunca antes ningún responsable municipal había dado ese paso. «Volveré las veces que haga falta, con este o con cualquier otro Gobierno, a abanderar una lucha justa para Cullera y la Ribera Baixa, tal y como ya hice cuando estaba en la oposición hace cuatro años para exigir el pago de las indemnizaciones a los propietarios de los terrenos afectados por al obra, que ya han cobrado», ha finalizado.

Anuncios

Tu opinión es importante para mí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s