Cullera hace accesible el edificio de Servicios Sociales 20 años después

El ayuntamiento atiende esta revindicación histórica y sustituye la barrera arquitectónica que impedía el acceso a personas con movilidad reducida.

CULLERA. 13-08-15. El Ayuntamiento de Cullera está comprometido con la eliminación progresiva de las barreras arquitectónicas que hay en la ciudad y uno de los primeros pasos que ha dado en ese sentido es ciertamente simbólico: la supresión de una que impedía el acceso a las oficinas del departamento de Servicios Sociales a personas con movilidad reducida, una reivindicación histórica de los usuarios y empleados.

Recientemente, la concejalía de Servicios Exteriores, que dirige Salva Tortajada, ha procedido a la construcción de una rampa con material antideslizante que hace accesibles las citadas dependencias. Las labores han sido realizadas por los trabajadores de la brigadilla municipal.

Según explica Francesca Ortiz, edil de Servicios Sociales, desde hace más de dos décadas —cuando se abrieron estas oficinas— tanto los trabajadores como los usuarios venían reclamando esta mejora, ya que anteriormente había una rampa pero chocaba contra un escalón en la puerta de entrada. Además, el material no era antideslizante.

«Son  muchas las personas mayores o que usan sillas de ruedas que vienen a esta parte del departamento y les resultaba complicado acceder. El asunto era más sangrante teniendo en cuenta que se trata de las oficinas de Servicios Sociales, donde acuden muchos dependientes que apenas tienen movilidad», subraya Ortiz.

La nueva rampa antideslizante se ubica en el acceso a las oficinas por la plaza de la Virgen. En esta parte de Servicios Sociales se ubica la asistenta social, la psicóloga y el servicio de Administración, que en muchas ocasiones se encarga de realizar trámites burocráticos a los demandantes. También la propia concejala atiende a los vecinos en este mismo lugar.

Por esa misma parte tiene además un acceso el CEIP Doctor Alemany, que se ve beneficiado por esta actuación.

«El consistorio va a trabajar dentro de sus posibilidades en la supresión de este tipo de barreras», ha indicado Ortiz, quien reconoce que por la propia orografía de Cullera «hay sitios, especialmente en la falda de la montaña, donde es complicado dar una solución. Sin embargo, en los edificios municipales o dependencias públicas debemos evitar este tipo de situaciones y garantizar los derechos de las personas con movilidad reducida».

En ese sentido, el consistorio ya trabaja en una solución a otra reclamación histórica como es la del Juzgado de Paz. Asimismo, se acaba de habilitar un paso de peatones accesible en el paseo Doctor Alemany y se está construyendo otro en el cruce de José Burguera y Méndez Núñez. El ayuntamiento seguirá llevando a cabo estos proyectos en la medida de sus posibilidades económicas.

Anuncios

Tu opinión es importante para mí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s