Cullera cambia sus ordenanzas para atraer grandes festivales

El IBI aumentará en tres puntos debido al plan de ajuste del gobierno central.

CULLERA. 28-10-15. La organización de grandes eventos en Cullera será a partir de ahora más fácil después de que el gobierno municipal haya logrado el apoyo cuasi unánime del pleno a su propuesta de adaptación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa para otorgamiento de licencia para instalaciones de ocio, actividades recreativas y celebración de espectáculos.

image
"Celebración del pleno de septiembre de Cullera - Diego Moreno"

El ejecutivo local socialista ha querido adaptar la normativa a la realidad actual y ha propiciado una rebaja en el precio que se debe pagar para la obtención de la licencia que deben abonar aquellas empresas que quieran organizar grandes acontecimientos en el municipio.

Hasta la fecha, quienes querían llevar a cabo este tipo de actividades debían liquidar una tasa «desproporcionada», en palabras del alcalde, Jordi Mayor, y notablemente superior a la que se debe pagar en otros municipios.

Esta circunstancia situaba a Cullera en una posición de desventaja competitiva frente a otras poblaciones a la hora de acoger grandes eventos. De hecho, muchas empresas se echaban atrás a la hora de llevar a cabo grandes espectáculos por los altos precios de la tasa.

La intención de esta medida es, precisamente, eliminar ese obstáculo y equiparar las condiciones que exige Cullera a las que se pueden encontrar en el resto de poblaciones. El consistorio cree que esta modificación propiciará la llegada de nuevos eventos multitudinarios, lo que repercutirá favorablemente en la economía local.

En el pleno ordinario de octubre celebrado ayer, donde se votó la modificación, Mayor señaló que «si bien Cullera no puede subvencionar con dinero público estos eventos como hacen otras ciudades, sí que podemos facilitar los trámites y es nuestra obligación favorecer el desarrollo de actividades que generan empleo, riqueza y ayudan a impulsar nuestro turismo y desestacionalizarlo».

La propuesta contó con el apoyo del grupo socialista, del PP, Compromís y Gent per Cullera, mientras que el único edil de Ciudadanos votó en contra.

El concejal de Urbanismo, Juan Vicente Armengot, especificó que la tasa atañe exclusivamente a la tramitación de la licencia, ya que la ocupación de la vía pública o servicios como la basura y el agua se pagan aparte.

IBI

El pleno de octubre tuvo un marcado carácter económico. El gobierno municipal también logró el apoyo mayoritario a su propuesta de reducción del tipo de gravamen del IBI en seis puntos, dejándolo en el 0,93. Esto supondrá una merma de ingresos para las arcas municipales de 1 millón de euros respecto a las previsiones anteriores.

No obstante, tal y como explicó Armengot, el importe de la cuota tributaria del IBI no puede rebajarse en su conjunto ya que el plan de ajuste lo impide. Así, la cuota global subirá un 1,4 % para el próximo año, el mínimo legal al que está obligado el gobierno, lo que supone un cambio significativo respecto a la política fiscal que hasta ahora se había desarrollado y que ha supuesto un incremento del 107 % en el recibo del IBI desde el año 2003.

«Consideramos que las familias ya han pagado suficientemente la crisis de su bolsillo y es hora de dejar de sangrar las economías familiares», defendió Armengot, quien no obstante apuntó que la recaudación se situará prácticamente al nivel de 2015 y se podrán garantizar los servicios municipales y las políticas sociales.

Anuncios

Tu opinión es importante para mí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s